Un diseño único

Desde los 80, el nombre de Franck Muller se ha convertido en un sinónimo de bellos acabados y diseños únicos. Con su alta relojería y sus grandes complicaciones, Muller ha ligado su nombre a una marca que ha creado una serie de piezas de relojería excepcionales, que, aunque pioneras en su origen, a menudo, se han adoptado e incluso copiado.

Desde el mismo momento de su creación, el caso de la caja Cintrée Curvex fue muy especial. De hecho, la alta relojería se regía por la tradición, y por ello, no estaba muy abierta a la innovación, especialmente, en términos de diseño. En el momento de su lanzamiento, había muchos relojes redondos, y quizá algunos rectangulares, pero no había nada como el Curvex de Franck Muller. Por lo tanto, la presentación de algo que nunca se había lanzado al mercado en 1992 fue un movimiento muy arriesgado; un cuerpo tipo tonel, curvo, en 3 dimensiones, que implicaba grandes dificultades técnicas de fabricación.

Así, los relojes Franck Muller se volvieron fácilmente identificables, por su forma tipo tonel que se reconoce normalmente como la silueta más característica de la marca.

Para la marca, la forma se convirtió rápidamente en un gran éxito y en una forma de expresar su identidad única, comunicar su ADN y demostrar su saber en la fabricación de cajas.

Del mismo modo, las piezas de relojería Franck Muller se convirtieron en reconocibles de forma inmediata por su único y bello diseño de los numerales. Las esferas de nuestros modelos Cintrée Curvex también son muy difíciles de producir. Por ejemplo, deben estar perfectamente curvadas para seguir la forma de la caja, pero también deben seguir contando con el mejor guilloquis, la mejor calidad de impresión y de precisión. La introducción de esferas en vibrantes colores maravillosos, como el azul real, también la inició Franck Muller, y mostraban todas las características distintivas de un diseño clásico Franck Muller.

Con sus elegantes cajas, impresionantes esferas y movimientos de alta complejidad, Franck Muller se siente muy orgulloso de todas sus piezas de relojería. Son grandes ejemplos de diseños limpios y sobrios que tienen una elegancia atemporal.