Acaba de completar la renovación de un ala de su Grand Malagny château, pero el grupo Franck Muller ya ha lanzado otro masivo proyecto de construcción en sus instalaciones de Genthod. Desde hoy, y hasta enero de 2018, se replicarán dos de los tres edificios de los que se compone el conjunto actualmente para mantener el estilo neogótico que es parte integral del ADN de Franck Muller. Con la construcción de estos nuevos edificios, a los que se accede por una gran escalera, el grupo creará 16 000 m² más de área de trabajo, lo que le permitirá centralizar sus actividades y reagrupar parte de sus instalaciones de fabricación de componentes, actualmente emplazadas en Meyrin. Estos dos nuevos edificios, con un estilo que recuerda al de Versalles, acentuarán el carácter único de Watchland con sus magníficas vistas del Lago Ginebra y del Mont Blanc.

Uno de los monumentos históricos de Ginebra como ejemplo

Uno de los monumentos históricos de Ginebra como ejemplo. Además de la propiedad de Grand Malagny, Franck Muller ha adquirido otro elemento clave de la herencia histórica de Ginebra: la Tour de l’Île (Torre de la Isla). Situada en el codiciado distrito de Ginebra de Saint-Gervais, es el único elemento que queda en pié de un château construido en el siglo XIII. En 1896 se le sumó un nuevo edificio de inspiración Art-Decó como parte de una gran renovación. Franck Muller adquirió el primer piso de este edificio semiadosado en 1996 para crear su boutique Delisle, con sus famosas ventanas de colores. El grupo adquirió toda la estructura arquitectónica en 2015, después de haberla arrendado hasta ese momento, y se está preparando para iniciar una gran operación de renovación para ampliar su boutique a fin de que ocupe toda la torre.