Revelando el alma de su mecanismo a través de la transparencia de su caja de zafiro, el nuevo Vanguard™ Skeleton Sapphire muestra todo su movimiento.

La innovación y el conocimiento, combinados con las tradiciones de la alta relojería, han permitido a Franck Muller® diseñar esta pieza de relojería única en su género, consiguiendo un logro sin precedentes. La fabricación de cajas de relojes de zafiro de este tipo exige una parte importante de acabado a mano, grandes conocimientos y un savoir-faire único. La caja, el bisel y la parte posterior de esta pieza de relojería se fresan a partir de un solo bloque de zafiro. El mecanizado de la caja lleva dos meses, y después se necesitan dos meses más para conseguir el pulido.

La caja de reloj tipo tonel transparente de alta tecnología se enfatiza mediante el diseño arquitectónico de la esfera tipo esqueleto en PVD blanco, biselada a mano hasta la perfección.

La correa transparente, perfectamente integrada, conectada a la caja de vidrio, es totalmente invisible, para que pueda verse la piel de la muñeca a través de ella.

Adoptando una nueva dirección con su estilo minimalista, el Vanguard Skeleton Sapphire ofrece un total acceso visual a su movimiento de fabricación propia.