El único y brillante fabricante de relojes suizo Franck Muller, famoso por sus diseños y sus relojes mecánicos únicos, está orgulloso de traer el mundo del lujo a Myanmar.

En Yangon, por primera vez para una marca fabricante de relojes de alta gama, Franck Muller ha lanzado su boutique en el bello y prometedor país de Myanmar. Inspirado por los intrincados diseños de la artesanía tradicional birmana, y majestuosamente emplazado en en 3,2 hectáreas de bellísimos jardines cerca del Lago Inya, el Hotel Sedona es el marco ideal para que Franck Muller muestre sus majestuosas obras de relojería. La boutique ofrece 200 metros cuadrados de superficie, que incluyen un espacio dedicado a su empresa hermana: Backes & Strauss. La boutique es una auténtica apología de la innovación, del lujo y del arte.