Cristiano Ronaldo, un disciplinado atleta con un rendimiento y unas capacidades impresionantes, acaba de ser distinguido como uno de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos. Con un historial increíble de logros y honores, ahora tiene otro motivo de celebración. The House of Franck Muller ha rendido tributo a este prolífico portugués con el exclusivo reloj de edición limitada Perpetual Calendar Bi-Retro Chrono CR7.

En una entrevista especial que reunió a Ronaldo con el maestro relojero Franck Muller, la intención fue olvidarse del fútbol y explorar el campo de la alta relojería.

Alejándose un poco de las típicas entrevistas, Ronaldo fue grabado hablando abiertamente del tiempo y los relojes. “Mi vida gira en torno al tiempo, y todo lo que hago depende de él. Incluso en un campo de fútbol, todo se decide en fracciones de segundo. En los momentos en los que estamos ganando el partido y necesitamos congelar el resultado, cada minuto parece una hora. Ya tengo cuatro o cinco relojes Franck Muller, pero nunca he tenido un Perpetual Calendar en mi colección. El hecho de que Franck Muller me haya dedicado esta edición exclusiva lo hace incluso más especial. Ambos creemos firmemente en nuestras capacidades y en nuestro potencial. La meta de mi carrera es llegar a lo más alto y perpetuar mis logros. Creo que este reloj, realmente, personifica nuestros valores”.

Durante la reunión de los icónicos maestros de sus propios campos, el propio Franck Muller mencionó las comparaciones con este habilidoso jugador. Siente que lo que les conecta es el talento en sus respectivos campos y la voluntad de aprovechar cualquier oportunidad que se les presente. La gente que se ha esforzado por alcanzar este nivel no compite entre sí, sino consigo misma, añadió Franck.

Evocando una alianza entre la sólida estética y la precisión incólume, esta edición limitada puede apreciarse en su caja de gran formato, la Cintrée Curvex™. Con su asombrosa mecánica y su fineza sin errores, este reloj sigue las reglas de la alta relojería. Con un movimiento mecánico de cuerda automática, cuenta con agujas birretrógradas de puesta a cero para los días de la semana y la fecha. Además, incluye un cronógrafo de 30 minutos y de horas y con un indicador de las fases de la luna. El número 7, cuajado de diamantes, añade el brillo a la esfera lacada en negro. La caja de oro de 18 quilates lleva un grabado especial de la silueta del jugador y su firma en la parte trasera. Con solo siete opulentos relojes hechos para esta edición, todos se han vendido ya a coleccionistas privados a un precio no divulgado.

Ronaldo, ahora, además de soñar con perpetuar sus logros, cuenta con una pieza de relojería para perpetuar el tiempo.