Reconocido por su estilo impecable y sus conocimientos de relojería, Franck Muller ha presentado, de la manera más ingeniosa, una filosofía completamente nueva del concepto del tiempo. La intrépida e innovadora complicación de Crazy Hours ha fascinado a muchos entusiastas de los relojes desde su debut en 2003. En 2019, la Casa se enorgullece de presentar la última colección exclusiva Vanguard Crazy Hours Asia.

Para celebrar este nuevo lanzamiento, Franck Muller organizó el 29 de marzo una fiesta "Crazy Hours 24/7" en el Centro Internacional de Kingston. En la escena estuvieron el embajador de la marca en Asia, Julian Cheung Chi-lam y su esposa Anita Yuen, e invitados famosos y fashionistas como Simon Yam, Qiqi, Michael Wong, Janet Ma, Kayla Wong, Kadin Wong, Calvin Choy, Winessa Chow, Ray Lui, Xiaojuan Yang, Shirley Cheung, James Shing, Michelle Chua, Heidi Chu, Dickens Lam, Wesley Wong, Florence Tsai, Tianyo Ma, Jimmy Tang, Antonia Cruz, Sarah Zhuang, Shaopin Tsui, etc., mezclándose con expertos en relojes, clientes VIP y medios cercanos. Bajo un mismo techo y con la inspiración de Crazy Hours, los invitados se reunieron y pudieron contemplar por primera vez la nueva colección Vanguard Crazy Hours en medio de un gran júbilo. 

En la efervescencia de "Crazy Hours 24/7", los invitados quedaron embelesados día y noche en nuestra exuberante fiesta de lanzamiento. A su llegada, fueron llevados a través de un pasaje psicodélico lleno de números art déco de neón de la exclusiva colección Crazy Hours. Después de atravesar el misterioso túnel del tiempo, los invitados llegaron a la Pequeña Habana, pero sus miradas fueron atrapadas por la estrella del espectáculo, la Vanguard Crazy Hours, encapsulada por primera vez en la atractiva y elegante funda Vanguard. Con los tamaños de las cajas para damas y caballeros exhibidos de forma espléndida, los invitados tuvieron acceso en primicia a la parte trasera meditadamente curvada de la caja, que ofrece una excelente ergonomía para la muñeca.

Franck-Muller-Crazy-Hours-Party-entrance-2.JPG
Franck-Muller-Crazy-Hours-Party-6.JPG

Tras ser cautivados por la nueva colección, los invitados pudieron explorar y festejar en las zonas especialmente seleccionadas. Primero, la Pequeña Habana de inspiración cubana fue un espacio lleno de vibraciones sudamericanas repletas de arquitectura tradicional cubana, palmeras y emblemáticos sombreros panamá. Por supuesto, no faltó el whisky mientras los invitados disfrutaban la historia de las creaciones estelares de Franck Muller con la exhibición de una gran variedad de relojes. 

La fiesta de "Día" comenzó en los Clubes de Playa y Brunch, donde divertidos hinchables con forma de cactus, de botellas de Rosé y de donuts dieron a los invitados la bienvenida a la fiesta en un ambiente veraniego de playa. En medio de sombrillas, toallas y decoraciones gigantes de comida, el puesto de desayunos sirvió durante todo el día gofres recién hechos, cócteles de cereales y cervezas artesanales. 

Al atardecer, Mr. Kingston Chu, Director Ejecutivo de Franck Muller Asia, junto con Mr. Nicholas Rudaz, Director de Operaciones del Grupo Franck Muller, recibieron a los invitados con un caluroso discurso de bienvenida e invitaron a todos a continuar con la “Noche” en la celebración de la nueva colección Vanguard Crazy Hours. Poco después de la inauguración de la "Fiesta nocturna", la noche fue iluminada por Olivia Dawn, quien cautivó a la audiencia con sus poderosas interpretaciones de violín eléctrico y exquisita voz, haciéndose eco perfectamente de la filosofía de la Casa: ampliar los límites de la relojería tradicional.

Franck-Muller-Crazy-Hours-Party-violinist.jpg
Franck-Muller-Crazy-Hours-Party-Game-2.JPG
Franck-Muller-Crazy-Hours-Party-1.JPG
Franck-Muller-Crazy-Hours-Party-Game.JPG

Los invitados fueron guiados a través de una entrada brillante que daba acceso a una zona de fiesta. Un enorme osito de peluche recibía a los invitados con un letrero “Llévame a casa”. En el puesto de bebidas, una adornada cita "Confía en mí, puedes bailar" desafiaba a los invitados y los tentaba con delicias como pequeñas hamburguesas, churros y cócteles burbujeantes. Después de calmar el apetito y de algunos aplausos, los invitados siguieron deleitándose en varios pequeños puestos de juegos, como tiro de monedas al arcoíris, dardos y juegos de arcade clásicos; todos ellos adornados con elementos de los índices de Crazy Hours. 

Después de muchas actividades divertidas e hilaridad, la fiesta Crazy Hours 24/7 concluyó como una gloriosa velada de sorpresas y recuerdos inolvidables, como solo el espíritu de Franck Muller Crazy Hours puede proporcionar.

Franck-Muller-Crazy-Hours-Party-hug-me.JPG
Franck-Muller-Crazy-Hours-Party-beach.JPG

Acerca de Crazy Hours
Lanzado en 2003, la idea de la complicación Crazy Hours se le ocurrió al fundador de la marca, Franck Muller, mientras estaba de vacaciones en Isla Mauricio. La complicación se compone de un módulo de horas saltantes y de un movimiento automático. Mientras que la aguja de la hora salta para señalar el numeral de la hora correcto, la aguja de los minutos gira alrededor de la esfera cumpliendo el ciclo tradicional de 60 minutos. Aunque los numerales de la hora parecen estar ubicados de forma aleatoria, las "Crazy Hours" (horas locas) cumplen una secuencia: cada número subsecuente está colocado formando un arco de, aproximadamente, 120 grados de separación con respecto al número anterior.