Más de 500 invitados soplaron las velas durante la fiesta increíblemente extravagante que se realizó para celebrar la trayectoria de la icónica colección Crazy Hours.

The Infinite Studio en Singapur se transformó en un país de las maravillas polifacético, donde los invitados podían recorrer cinco impresionantes salas a lo largo de la noche.

FranckMuller-crazyhours-anniversary_1.JPG
FranckMuller-crazyhours-anniversary_2.JPG

El ambiente se volvió aún más loco, a medida que la noche avanzaba, revelando una serie de nuevos espacios para la celebración de la fiesta.

Los invitados disfrutaron de una auténtica gran fiesta, que hizo honor al espíritu de la colección Crazy Hours.

“Solo hay una forma de celebrar la trayectoria de la icónica colección Crazy Hours, y esa es crear una sobrecarga de diversión y recuerdos imborrables. La colección Crazy Hours refleja perfectamente la creatividad, la osadía y la constante necesidad de desafiar el status quo de Franck Muller, y creo que esta fiesta de su 15.º aniversario transmite perfectamente ese espíritu”, declara Kingston Chu, director ejecutivo de Franck Muller Asia.

FranckMuller-crazyhours-anniversary_3.jpg
04.-Crazy-Hours-15th-Anniversary_-5805-in-steel-and-rose-gold-diamond-case.png

Acerca de Crazy Hours
Lanzado en 2003, la idea de la complicación Crazy Hours se le ocurrió al fundador de la marca, Franck Muller, mientras estaba de vacaciones en Isla Mauricio. La complicación se compone de un módulo de horas saltantes y de un movimiento automático. Mientras que la aguja de la hora salta para señalar el numeral de la hora correcto, la aguja de los minutos gira alrededor de la esfera cumpliendo el ciclo tradicional de 60 minutos. Aunque los numerales de la hora parecen estar ubicados de forma aleatoria, las "Crazy Hours" (horas locas) cumplen una secuencia: cada número subsecuente está colocado formando un arco de, aproximadamente, 120 grados de separación con respecto al número anterior.