Un tourbillon rápido como el rayo

Este tourbillon, el más rápido del mundo, completa una rotación en solo cinco segundos, y está impulsado por nada menos que cuatro barriletes. Muestra un exclusivo mecanismo de escape que está realizado completamente a la inversa de uno tradicional. Este conjunto único emplea mucha menos energía que un tourbillon convencional, y así, nos permitió incorporar múltiples engranajes en el tren deruedas para acelerar el tourbillon sin comprometer la integridad del péndulo. Este elemento ha sido creado especialmente para este reloj, y de nuevo, es una demostración de las increíbles capacidades internas de Franck Muller.

 

Boutique Appointment
Price Inquiry
 

Descubra más