Nuestra artesanía - Dedicación a la alta relojería

Franck Muller se enorgullece de presentar su campaña de artesanía que muestra las habilidades artesanas necesarias para crear una de sus piezas. Gracias a sus increíbles capacidades propias, la marca puede ir más allá de las fronteras de la relojería, con innovadoras complicaciones y una gran técnica, al mismo tiempo que respeta por completo la tradición suiza de la fabricación de relojes.

Fabricación de un movimiento

El calendario perpetuo tourbillon, una complicación empírica, se fabrica por completo en nuestras instalaciones. Empezando con cientos de hojas técnicas para todos los componentes, estos se fabrican, se decoran delicadamente y se perfeccionan antes de incorporarlos a este excepcional movimiento.

Fabricación de una esfera

Las esferas de Franck Muller se fabrican por completo en nuestras instalaciones, en nuestra fábrica situada en Les Bois, en Jura. El arte y el talento que hay tras una esfera Franck Muller es increíble. Crear una esfera es un proceso extraordinariamente delicado y lento. Cada esfera necesita 20 capas de laca y requiere de un periodo de secado de una hora por cada capa. El emblemático rayo de sol, también hace que las esferas de Franck Muller se reconozcan de forma instantánea. Finalmente, los numerales de luminova, cuidadosamente pintados a mano, completan la obra de arte.

Fabricación de una caja

Las cajas Franck Muller se fabrican por completo por Franck Muller. Se sellan en nuestra fábrica de La-Chaux-De-Fonds, y después, se entregan en Watchland, en Ginebra, para su finalización. Todas las cajas se pulen a mano de forma artesanal. También, las cajas de diamantes requieren de una increíble cantidad de tiempo y de maestría para terminarse, en concreto, la Cintrée Curvex, en la que es muy complicado poner los diamantes a lo largo de sus curvas.